Mis especiales: CARTELES ESPAÑOLES (Posters)

El cartel de cine es un grito evocador y síntesi perfecta de un film.

"En el enclave bautismal del cinematógrafo, el cartel cromolitográfico (de reciente implantación en nuestro país) se hallaba en pleno auge popular, acreditando y expansionando el poderíos artístico y propagador que, desde algunas décadas atrás, ya poseía. Los atributos expresivos aportados al sector cartleístico por este nuevo proceso de impresión se sumaron brillantemente al cortejo cinematográfico desde que este proyectó sobre una pantalla sus primeras imágenes. Un gráfico pregón -como le llamó algún periodista de la época- que contribuyó con sus nuevas coloristas vías de realización a hacer las delicias de ilustradores y destinatarios del cartel. La llegada posterior del offset, al proceso de impresión del cartel, aguó una fiesta que duró más de medio siglo.

Obervando determinados carteles de cine uno tiene la sensación de que el ilustrador del mismo parace haberse sentido obligado a pagar con la misma moneda artística con la que los actores, el director y el resto del equipo de producción había pagado en la ejecución de la cinta: como si él mismo fuese el más encendido de los mitómanos.

El tratamiento gráfico-estético de muchos de estos trabajos logró cimas expresivas y cromáticas de altísimo nivel. En la mayoría de las ocasiones lograban llevar la imaginación del espectador potencial mucho más allá de la propia realidad de las imágenes de la película, como más tarde podía constatar. Ni siquiera el hecho frecuente de condicionar el diseño del cartel a las estrictas reglas y corsés iconográficos que imponías las productoras limitó la capacidad y frescura creativa de muchos artistas. Fueron, y son hoy, trabajos impregnados de latente eternidad, frente al nebuloso recuerdo de la propia cinta.

Desgraciadamente, la fragilidad de estos ensoñadores papeles, casi tanta como la de la cinta de celuloide de los propios films, unida ala falta de previsión y pmrotección que han venido evidenciando los distintios estamentos oficiales y cinematrográficos, han convertido ala mayor parte de los carteles del aprimera mitad de siblo en verdaderas rarezas que, en el mejor de los casos, son difíciles de poseer o admirar."

Texto del libro de Paco Baena, El cartel de cine en España

La llegada del cartel de cine se produjo al mismo tiempo que la del cinematógrafo, dado que por esas fechas ya funcionaban, en otros tipos de espectáculos, los carteles litográficos y cromolitográficos. En esos pedazos de papel manifestaron en todo su esplendor el arte innato y excelso de multitud de ilustradores. Nada como un cartel litográfico o cromolitográfico, es pura poesía y evocación de la libre imaginación. La llegada del offset arruinó el futuro de estas obras de arte, quedando relegadas al coleccionismo y al buen gusto de mucha gente que los ha conservado con el amor que se profesa a una verdadera obra de arte.

 

Leer más...

¿Quieres colaborar para completar esta colección?

Mostrando del 1 al 32 de 559 lotes
Mostrando del 1 al 32 de 559 lotes