Más imágenes

Los orígenes del Teatro en Écija se remontan a 1617, año en el que el Cabildo de la ciudad se planteó la necesidad de edificar una Casa de Comedias. Los diputados, nombrados al efecto, compraron unas casas en la “Calle de los Arquillos”, concluyéndose las obras en 1621, siendo necesario efectuar una serie de reformas de ampliación dos años más tarde.
 
En 1767 el Cabildo propuso la cubrición del patio, obras que finalizaron en 1772. El edificio presentaba similares características a los Corrales de Comedias castellanos, contaba con: 12 varas de alto; tres pisos sostenidos por pilares dobles; armadura de cubrición del patio con vuelta esférica, etc.
 
En las últimas décadas del siglo XVIII el edificio presentaba un estado casi de ruina debido a la mala situación económica que atravesaba la corporación municipal. Esta situación cambió en 1802 cuando fueron cedidos los derechos del teatro durante 20 años a la Compañía de Diego Millán y Álvarez, a cambio de que se encargasen de la reedificación del inmueble.
 
A finales del siglo XIX fue adquirido por Baldomero Custodio Fernández, encargándose su hijo y heredero de venderlo en 1927 al industrial José Sanjuán, convirtiéndose a partir de estos momentos en el Teatro Sanjuán.
 
Además de espectáculos teatrales y de variedades, la sala fue pionera en la exhibición de las primeras proyecciones cinematográficas que llegaron a la ciudad. Coincidiendo con la época dorada del cine, estas proyecciones tomarían cada vez mayor relevancia en su programación. 
 
En enero de 1937 el edificio fue destruido por un incendio fortuito, volviendo a ser reedificado por José Sanjuán, quién encarga su diseño al arquitecto José Granados de la Vega. El Teatro Sanjuán abre sus puertas en 1940 bajo la dirección de la Empresa Cabrera y nueve años después, se constituye la Sociedad “Sanjuán”, que continuó durante décadas con la exploración del inmueble como teatro y cine, hasta su cierre en marzo de 1984.
 
Tras funcionar un breve periodo de tiempo como sala "Disco-Teatro", fue adquirido por el Ayuntamiento de Écija, quien realizó las obras de rehabilitación y restauración.
 
La última actuación de 1999, con una inversión cercana a los 3 millones de Euros se recuperó también su interior. En el interior al igual que en su exterior podemos ver trazas de estilo art decó. La puesta al día del teatro se ha hecho respetando al máximo el estilo años treinta con el que se concibió, respetándose la volumetría tanto interior como exterior del edificio con su juego de formas rectas y curvas e incluso las barandillas tipo barco.

Colaborador: Francisco de la Matta Carrasco