Más imágenes

Ubicado en calle Joaquín Costa, 14, en el Barrio Centro. El edificio fue antiguamente un convento y justo por debajo pasaba una acequia. Se convirtió en cinematógrafo en 1930 y más tarde en cinema de programa doble con aforo de 588 butacas de madera y 200 localidades de general, aquí con precios económicos y un acomodador que se encargaba de mantener "a raya" a los alborotadores. Eran los propietarios J. Mª Guillem y Dolores Roig, a su vez, empresarios del Gran Teatro. Cerró en los años 80 y el inmueble fue dedicado a aparcamiento. En 2018, aún permanecía cerrado y abandonado.
El Cine de Verano Guillem actuó durante dos temporadas en un huerto que había al lado del cine permanente.

Colaborador: Severiano Iglesias Tortosa