Más imágenes

Sobre 1906 en esta ciudad se ofreció cine ambulante sobre una pantalla pintada en la llamada Torre del Homenaje. En la explanada existente junto a esta torre hubo un cine de verano en 1916 que era conocido como del "El Castillo", dada su ubicación, y se prolongó hasta 1921, fecha en que Miguel Pérez Maestro construyó el primer cine estable de verano en el patio de una almazara cerca del Pilar de la Fuente Nueva. En 1930 Manuel Pérez Arrabal "Trepartarres", de una saga marteña dedicada al cine, inauguró el Salón Nacional, ubicado junto al anterior, llamado popularmente "Cine Canuto" por la estrechez de su sala con pasillos laterales, suelo de madera, calefacción, butacas de madera y la general o "gallinero" compuesta de gradas entarimadas sin respaldo siendo derruido en 1948. En los solares de los dos últimos edificios descritos serían construidos el actual Cinema Teatro San Miguel y el Cine de Verano adjunto, también conocido después como Salón Moderno, sitos en Plaza de la Fuente Nueva, 25. Estos locales se han caracterizado por su gran versatilidad pues no solo han programado teatro, cine u otros espectáculos sino que han sido utilizados para celebrar actividades culturales diversas como concursos de cante, carnavales, agrupaciones musicales, mítines políticos, etc. En 2012 los dos locales están abandonados y a la espera de ruina del San Miguel, ya que su fachada está declarada de interés artístico. El pionero Salón Moderno fue construído en 1923 sobre las ruinas de la Villa de la Orden de Calatrava y fueron los promotores de este teatro, después convertido en cine, Luis Rubio y otros. Según recoge Ignacio Ortega en su libro, era un local maravilloso con escenario estupendo, gran pantalla, camerinos, ambigú y una general semejante a los tendidos de las plazas de toros.

Imágenes y textos aportados por Severiano Iglesias.