JAÉN - TEATRO CINE EL NORTE (de verano)‏

Más imágenes

La Cervecería El Norte estaba ubicada en un despoblado Paseo de Alfonso XIII (Todavía no existía la Plaza de Las Batallas), hoy de la Estación. Ignacio Ortega Campos ("El Cinematógrafo en Jaén"), cuenta que en 1909 venía anunciando tres sesiones diarias de películas hasta las diez de la noche. El salón anexo estaba acondicionado para teatro de comedias, bailes y celebraciones diversas.

Federico del Castillo Extremera (1875-1936), médico de Jaén, miembro de la Económica, presidente de Izquierda Republicana, presidente del Círculo Mercantil en 1929 y de la Diputación Provincial en 1936, y apasionado de la literatura y la música, ya figuraba como propietario del edificio cuando en octubre de 1917 encargó una gran reforma al arquitecto burgalés Manuel Mendoza, modificando la embocadura del escenario y colocando un nuevo telón pintado. El local fue convertido en Teatro y Cine de verano con planta baja y piso superior sin cobertura, pantalla móvil delante del escenario y gradas de piedra con amplio ambigú detrás donde no faltaba la gaseosa refrescante. Lo que más destacaba era la remodelación de la fachada, muy llamativa, de estilo modernista aunque con cierto tono historicista a base de ladrillo encalado y rematada por dos torres en sus extremos. Véanse fotos del nuevo Norte que fue inaugurado el 24-07-1918.

Contamos con el testimonio de Maruja Palomo en Facebook, quien llegó a conocer este salón y lo describe así: `No era cubierto, tenia el escenario de madera y detrás de éste había habitaciones en plata baja y primera a las que se accedía por unas escaleras de madera que había en el lateral. La entrada si era cubierta, de las que salían dos corredores, cubiertos y con arcos, hasta el escenario. Por otra parte, en la puerta estaban los aguadores de `a gorda la panzá` y vendedores de `arvellanas`, (así llamaban a los cacahuetes), e higos chumbo s ofreciendo al cliente la posibilidad de degustar la pieza gratis si acertaba a pincharla lanzando la navaja a plomo. En 1923, cuando en la provincia solo se contabilizaban 28 cines, la denominada `Empresa del Teatro el Norte` (la misma del Cervantes), inauguraría la temporada con el film `La Reina de la Luz`, de una hora de duración. Tres años después llegarían, entre otros, `La Casa de la Troya` y `Boy`, de Benito Perojo. Respecto a qué salón fue pionero de Jaén en proyectar cine sonoro podemos ver aquí un recorte de prensa de la empresa FEDES, de fecha 20-9-31, anunciando que ya había instalado este moderno sistema en el Teatro El Norte, se supone que antes de comenzar la temporada de verano. Por tanto, y ateniéndonos a las fechas, éste sería antes que el Cervantes. Según Ignacio Ortega de los 65 cines registrados en la provincia de Jaén antes de la guerra civil más de un 70% seguirían proyectando películas mudas por cuestiones técnicas. Y lo que es más; en 1939 el público jiennense seguía siendo fiel al cine silente representado por `Charlot`. Como siempre esta provincia llegando tarde a las citas.

Podemos ver el pasquín de la Imprenta Gutemberg que aparece en la Cartelera anunciando el film sonoro `Enemigos Íntimos`, del año 1935, 68 m., con Bela Lugosi. Aunque por rotura no aparece el rótulo del local se intuye que corresponde al Norte y constan los apartados de su aforo y precios: Butaca, 0,50 cts.; Delant. Anfiteatro, 0,40; Anfiteatro, 0,30; Delant. Paraiso, 0,25; General, 0,20. Así mismo, se advierte al público sobre las normas que rigen en caso de inclemencias atmosféricas una vez comenzado el espectáculo. A este respecto, los días de lluvia El Norte cobijaba a su clientela en el Teatro Cervantes, igual que sucedía con el Cine Trianón, los tres regentados por la empresa Cuevas hasta el mes de abril de 1946.

Durante los años treinta en El Norte abundaron los mítines y en tiempos deprimidos de principios de los años 40, cuando el teatro clásico, zarzuelas y operetas ya no estaban de moda, ante todo, programó sesiones de cine que era el ocio preferido del pueblo, mucho más que el fútbol y los toros, aunque según consta los días 25 Y 31 de agosto de 1948 se celebraron sendas veladas de boxeo. También albergaba los bailes de la Feria de San Lucas, al igual que otros cines de la zona como el Victoria y Trianón, ya que el ferial se instalaba entonces en los alrededores de la Plaza de las Batallas. En mayo de 1946 el nuevo empresario, Juan Ramírez de Torres, de la empresa Norysur, intentó relanzar el salón abaratando los precios: Sillas, 1,50 y General, 0'50; eligiendo películas más actuales, además de potenciar los espectáculos teatrales y de variedades. El lugar resultaba bastante concurrido a pesar de la competencia amiga.

Desconocemos fecha exacta de su cierre, pero lo cierto es que el viejo Norte ya no aparece en la cartelera de cines del periódico "Ideal" del año 1951 y siguientes. El ya propietario, Juan Ramírez, estaba dispuesto en transformar el edificio en cine permanente para lo que había encargado un proyecto que aprovechara en lo posible la construcción existente para dotarla de cubierta. En 1957, tras muchos estudios y pruebas realizadas, el proyecto del arquitecto Pablo Castillo no llegó a plasmarse. Esta no sería la primera vez que se intentó reconvertirlo; en 1930 ya hubo otro proyecto fallido del arquitecto Antonio María Sánchez. Podemos ver fotografías de planos de ambos proyectos. La cervecería permanecería abierta un tiempo después de cerrado el cine hasta que en 1960-61 este fuera demolido. Habría que esperar hasta 1965 para que en su solar comenzara a construirse el Teatro Cine Asuan.

Imágenes y textos aportados por Severiano Iglesias.