JAÉN - CINE AUDITORIUM (de verano) después AUDITORIO

Más imágenes

A raíz del cierre del Teatro Cine El Norte en 1956, en Jaén capital no había un recinto de verano acondicionado para que el Ayuntamiento programara representaciones culturales, folclóricas y conciertos hasta el punto de que tenían que celebrarse en la explanada de la Alameda de Capuchinos rodeados de público sin asientos. La institución quiso poner remedio a esta precariedad construyendo en 1959, y parte del siguiente año, un gran teatro de verano denominado AUDITORIUM. En principio se proyectó un aforo de más de 4.000 localidades, pero fue disminuyendo a medida que se vio la posibilidad de techar el local, quedando un suelo liso con pendiente del 11% donde se ubicaban dos zonas: preferencia y detrás la general, ambas compuestas de butacas plegables. El escenario era muy amplio, capaz para grandes eventos, y disponía de bastantes camerinos. El lugar estaba situado al final del Paseo de la Alameda, detrás de la cruz de los caídos, con taquillas y entrada principal por la parte que daba a las instalaciones del salto hípico. Allí se disfrutaba de una brisa inmejorable y bonitas vistas de la ciudad. El Auditorium fue inaugurado el día 11 de junio de 1960 festividad de la Virgen de la Capilla Patrona de la ciudad con la representación de "Medea". Durante los próximos días tendría lugar la presentación de los `Festivales de España` y por su espléndido escenario pasarían el ballet `La Tour de París`, la compañía `Lope de Vega` interpretando `La Orestiada`, el coro `Cantores de Madrid` y la compañía de Núria Espert.

El cine llegaría en 1961 cuando el local fue alquilado a la Empresa Cuevas para que lo explotara regularmente como cinematógrafo. Fue dotado de una enorme pantalla panorámica desmontable y la cabina de proyección estaba situada enfrente, a notable distancia, donde había dos proyectores que eran atendidos por los mismos operadores del Teatro Cervantes. El `Cine Auditorium fue presentado como "la mejor sala de verano de Andalucía" y podía dar cabida a 1350 espectadores. El 16 de junio aún actuó una Compañía de Revistas. No está confirmado pero podría ser que al día siguiente se iluminara la pantalla de cine por primera vez con el título "Al bode de la Eternidad", con programa de mano delator ya que reproduce la imagen del malo cuando en la trama de la película no se descubre hasta el final. Y un alarde de la empresa; el 22 de julio se pasaría `La Guerra de Troya` que constituiría su estreno en España. En la Cartelera podrán encontrar diversas cintas programadas esta primera temporada. La empresa apostaría fuerte y ofrecería buenos títulos aunque bastantes ya venían de haberse estrenado en temporadas pasadas en el Teatro Cervantes. Del Auditorium pasaban al Cine Museo (1957-1964) y luego al Avenida (1965-1966), de la misma empresa. Por aquí pasarían también grandes compañías, festivales, y notables artistas de cada época.

En la época dorada del cine en Jaén llegarían a funcionar de forma simultánea hasta 8 salas al aire libre y había público para todas. En 1964 el récord nacional lo tenía Sevilla con 53 salas. Pero la TV ya había comenzado a dejar espectadores en casa. La Alameda siempre fue un lugar donde bastante gente acudía en verano a pasear y a disfrutar del clima y del paisaje. Luego no podía faltar la función de cine, en el la Plaza de Toros o en el Auditorium que en 1980 pasó a denominarse CINE AUDITORIO. Pero había un hecho irreversible: a estas alturas de siglo la asistencia a los cines estaba cayendo en picado. La empresa adaptaría los horarios a la puesta de sol, como es lógico, y también a la comodidad o afluencia de público en los meses fuertes; desde la sesión única a las 10 de la noche, o 9 continua, y la "golfa" en pases de 9,45 a 11,45, para salir del local casi a las 2 de la madrugada. También los precios llegaban a ser competitivos; 100 pesetas entrada única. Es verdad que en estos casos se programaban películas de bajo coste, que ya venían de vuelta, como "Espartaco y los 10 Gladiadores", "Tarzán y la Cazadora", de Weissmuller, "Las Minas del Rey Salomón", etc. El No-Do ya no era obligatorio desde enero de 1976. Así llegamos a la temporada 1984 donde a finales de septiembre a estos dos últimos cines no les quedaría otra que decir adiós. Considerando que el cine veraniego comenzaría a proyectarse de forma continuada en El Cine El Norte en 1910, habían tenido que transcurrir 74 años para que la ciudad se quedara sin cines al aire libre.

En 1992, bajo los auspicios del propio Ayuntamiento y para satisfacción del público jiennense el AUDITORIO, seguiría programando cine veraniego, eventos diversos y festivales. En 1999 sería remodelado adaptando su aforo a 900 plazas y dotado de una cubierta móvil, pero pronto el fuerte viento que azota Jaén en invierno se la llevó. En 2007 se volvió a colocar otra gran lona impermeable con mucha más sujeción y aún perdura. Pero, éste no sería el único caso de `vuelo sin motor` en nuestra capital; el 28-02-98, día de Andalucía, la antes citada Plaza de Toros inauguró su cubierta móvil y en dos ocasiones el fuerte viento la lanzó por los aires y hasta la fecha no se ha podido volver a instalar, existiendo un nuevo proyecto con el que se pretende dotarla de una cubierta similar a la de San Sebastián o Logroño. El Auditorio acumula ya una extensa historia y es hoy un lugar ideal para ver espectáculos o cine en verano, estar a la fresca y disfrutar de una cena ligera. Aforo máximo actual: 2.500 espectadores; sentados: 1.300. Está gestionado por la empresa madrileña Fescinal.

En cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica (26-12-2007) el monumento a los caídos que había en la Alameda fue retirado y el espacio sirvió para ampliar el escenario y camerinos del Auditorio.

Imágenes y textos aportados por Severiano Iglesias.