Más imágenes

El Cine La Paz fue inaugurado oficialmente en 1926 (según el Anuario del Cine Español, editado por el Sindicato Nacional del Espectáculo, edición 1955-56) por Francisco Signes Signes ( " Quico Cella") que nació el 14-10-1889 . Al pueblo se le conocía de tres maneras: Quico " l'Esquerrer" (mote familiar), Quico "Cella" (por el tamaño de sus cejas) y Quico "el Cine" (por haber fundado el cine). Quico " l'Esquerrer" se casó con Francisca "La Venta" con la que tuvo tres hijos: Pepe (padre de los texanos), Felipe (el de Alicante) y Paquita (la del Bar La Paz). El 14-07-1963, con 73 años, día en que en el Cine Avenida hacían la película MARCO POLO, Quico "el Cine" fallecía. Creo que todos los gateros debemos un gran respeto y reconocimiento por este hombre que llevó por primera vez el cine a Gata. Era propietario desde 1920 de una fábrica de muebles de lujo en Gata. Paradójicamente, la prosperidad de la empresa contrastaba con la precaria situación económica de éste. Pero él era un hombre con muy buen humor, lo que corrobora una divertida anécdota: Un día fue a darle la bienvenida a la estación a un viejo conocido suyo que había hecho fortuna fuera del pueblo. Éste, con arrogancia, le enumeró todo lo maravilloso que había hecho, el dinero que había ganado y las propiedades que poseía en la actualidad. Quico, le contestó, irónicamente, pero de lo más orgulloso, que todo lo que él debía valía de seguro mucho más que todo aquello de lo que su amigo presumía tener. Por desgracia, en 1925 se incendió la fábrica de muebles: un cigarrillo mal apagado. Sólo quedó en pie la máquina de serrar. En vista del desastre, la negativa de la compañía de seguros a indemnizarle - no tenía al corriente el pago de este -, y harto como estaba del continuo retraso en la distribución de los materiales, convirtió, pensado y hecho, junto a unos amigos, el local de la antigua fábrica en un cine, el cine "La Paz". Compraron una máquina de proyección, el electricista del pueblo se encargó de montar la cabina y, en un santiamén, comenzaron las proyecciones en el cine "La Paz". Los primeros años del cine fueron, valga la expresión, de cine. Venían desde toda la comarca y el cinematógrafo llenaba a rebosar un día sí, otro también. Un día, poco después de que Quico iniciara su aventura, estando la sala de lo más plena, se dieron cuenta que la cinta de la película que apenas proyectarían aún no había llegado. Qué podían hacer? Suerte que contaban con Jeroni "La Llum", el operador, al que se le ocurrió una brillante idea. Pidió a toda prisa que todos los trabajadores reunieron en la cabina todos los papeles y periódicos que encontraron. Los trabajadores, atónitos, observaban como Jerónimo, sin pensarlo mucho, les prendió fuego mientras gritaba: "Fuego, fuego, fuego!". El público, aterrado, salió corriendo hacia sus casas. De este modo, cabe decir que, gracias a la rapidez y la astucia de Jerónimo, evitaron las protestas de los asistentes y la obligación de devolver el dinero de las entradas. Los años pasaban y el cine "La Paz" crecía cada vez más. El aforo se les había quedado demasiado pequeño y había que renovar las butacas y construir otras nuevas. La señora "Miquela" (Rosa Ivars Zaragocí, esposa de Miguel Moncho Montaner, abuelo de Miguel Moncho-juez y Paco Moncho, ex Dtor ... CAM), dado que poseía el reconocimiento de ser la más grande del pueblo, fue la elegida para determinar, con sus posaderas, la anchura de las nuevas butacas. La primera fila fue realizada y diseñada por Quico y las restantes las hizo un ebanista de Pedreguer. En el cine "La Paz" tenían cabida, por lo menos, actividades y eventos de todo tipo. Desde 1925, el año en que fue inaugurado, se realizaron proyecciones de cine mudo y, en los años treinta, sonoro, representaciones teatrales - tanto de carácter amateur como profesional - y también espectáculos de boxeo, bailes de carnaval, etc. El cine mudo se apoyaba en pequeñas explicaciones escritas que se intercalaban con períodos de imágenes y que pretendían esclarecer las mismas. Las aclaraciones, sin embargo, no gustaban a la mayoría de los presentes, que no sabían de leer. Tan evidente era la irritación de estos que, un día, Batiste (del carrer Xaló), indignado, gritó: "¡Quicooo, menos letreros y más muñecos!" Otro elemento imprescindible en el cine mudo era la orquesta. "Quico" se encargó personalmente de reunir todos los músicos que más tarde pasarían a ser miembros de la Orquesta del Cine La Paz. Después de una larga búsqueda por todos los pueblos de la comarca, consiguió convencer a los siguientes músicos: Vicentet (Órgano), Eugenio (Violín), Antonio Masó de Teulada y Soler (Clarinetes), Francisco Monfort "Xona" (Trombón), Jaime Signes Costa "Peixet" (pare de Pepito "El Cartero", exdirector del Banc Central i propietari de la joieria Sarita) (Trompeta), Emilio Borrell (Contrabajo) y Biserot (Flauta). Con el paso del tiempo, el cine sonoro pasó a sustituir el arcaico cine mudo (1930). La mayoría de las primeras películas que llegaron al cine procedían de los EE.UU, como "La portera de la fábrica", "El precio de un beso", "El rey de los gitanos", "El caballero de la noche "... La Paramount, con" El signo de la cruz "," Las cruzadas "," Cleopatra "... y la Metro con" El gran desfile "," El jorobado de Nott Dame ", filmes de Greta Garbo y de Norma Shirer, y la archiconocida "Ben-Hur" fueron las productoras con mayor presencia en "La Paz". "Ben-Hur" fue producida en 1925 por Fred Niblo (director) y Ramón Novarro (actor). Estrenó en España en 1928. La Metro exigió un elevado alquiler de forma que ningún cine de la Marina atrevió a contratarla. Quico, en cambio, fue valiente y contrató con un seguro de 500 pesetas al 50% para proyectarla en días laborables (por ser más económica la contratación). Quico eligió con astucia los dos días laborables: jueves y viernes santo. Tras una extensa propaganda por todos los pueblos de alrededor, consiguieron llenar hasta los topes el cine en cuatro sesiones. La entrada costaba 1 peseta y fue tan extraordinario el éxito que obtuvo que, incluso, llegaron a sacar beneficios. La tradición de la Semana Santa también llegaba, año tras año, al cine. La tradición marcaba que había que proyectar una película religiosa como "Genoveva de Brabante" EL Domingo 26-04-1936, o una actuación de compañías representando la pasión y muerte de Jesucristo. En el día de todos los santos, se representó a "Don Juan Tenorio". Las proyecciones cinematográficas, como hemos dicho anteriormente, se combinaban a menudo con representaciones teatrales. Estas eran, bien de compañías de aficionados del pueblo o bien de compañías profesionales que hacían anualmente tourné por los pueblos. Quico admitía a todas las compañías que pasaban, fueron varietés, zarzuelas, sainetes valencianos, dramas ... En varietés destacaba la tonadillera valenciana Teresita Pastor que siempre iba acompañada de su padre y Pepita Sellés (recordada entre otras cosas por su gran simpatía) acompañada ésta por su hombre, Antonio Borrás quien, por falta de habilidades interpretativas, sólo realizaba un número : el de claqué. Durante la Guerra Civil (1936-1939) actuó La Argentinita, que era una mujer que podía hacer casi de todo (cantar, bailar, pintar ...) sin ninguno de sus brazos. Ésta, para demostrar su valía, antes de hacer su espectáculo daba una vuelta al pueblo acompañada por Felipe (hijo de Quico, de tan sólo 7 años). También, periódicamente, actuaban el argentino Paco Sanz y Bertini (imitador de Conchita Piquer y de Raquel Meyer). Este último fue un valenciano "líder" del movimiento homosexual de la época que fue censurado por Franco al terminar la Guerra Civil (1939). También actuó, entre otros, "La Niña de la Puebla". Las zarzuelas de profesionales procedían de Valencia o de Alicante. Las más destacadas fueron: "La del Manojo de Rosas", "Marina", y especialmente "La Rosa del Azafrán" de Jacinto Guerrero. En esta última se trabajaba en porcentaje, el empresario del cine debía pagar la publicidad y los derechos de autor. Como su compositor era tan importante (Jacinto Guerrero) la sociedad de autores exigió un cantidad tan grande que se le presentó a Quico el representante de ésta, Francisqueta de Leyda y le dijo: - ¿Tú sabes la barbaridad que acabas de hacer? El Teatro Guerrero cobra 30 duros por "La Rosa del Azafrán"! Quico se puso como una fiera, ya que no podía conseguir esta cantidad ni en sueños. Sin embargo, este incidente acabó por aumentar, un poco más, sus deudas. Las compañías de aficionados eran del pueblo de Gata y solían representar (para financiar la reconstrucción de la ermita del Santo Cristo: "Los Cadetes de la Reina", "La Labrador", "La Alsaciana", "Molinos de Viento", "La Bejerana", "La Dolorosa", "Los Gavilanes", "La Señora del Lugar" ... Como tenor, barítono y tiple actuaban Paco Coloma, Natalia, Pepe el Sastre, Doña Anita, Vicente Cablanc y Fina Campos, Teresa Monprincés , Paquita "La Organista ... todos ellos, como hemos dicho anteriormente, ciudadanos de Gata. Entre los cómics destacaron Don Luis y Roseta del tío Jerónimo interpretando entre otros "La Alsaciana" y "La Dolorosa". En cuanto a los sainetes valencianos, destacó Don Luis y Tonet del Ros. Cuentan que este último tenía la costumbre de intercalar frases inventadas durante su representación, lo que ponía de lo más nervioso el apuntador. Durante la función, el apuntador de turno, cabreado con el desbordamiento de imaginación de Tonet, le dijo: - ¡Tonet, a ver a donde te agarras! Y esta fue la respuesta que recibió Tonet y también todo el público presente en el acto: - ¡Me agarraré de tus cojones! Destacaron con gran éxito los sainetes: "Nelo Bacora", "Déjame la Mujer, Pepito", "Cambio Moto por Suegra", "Dos pájaros, una Aguileta", etc. Finalmente, respecto a los dramas y las comedias, destacaron las obras "Tierra Baja" representada por Francisco Montoya, "Marianela" por Jose Segorbe y Cecilia Salazar como Marianela, "Fantomas", comedia de gansters de producción extranjera, "Tambor y cascabel" , "La Dama de las Camelias" con Antonio Prieto y Teresita Barrachina, miembros de una compañía muy prestigiosa ... En esta última obra, un Pepe (de Jesús Pobre) tirano un capazo en el momento culminante, cuando Margarita Gantier agonizaba en su cama. El capazo fue a parar a la cara de Teresita y, en consecuencia se interrumpió la función y el mismo jefe de la Guardia Civil fue a buscar al causante del incidente. Se lo llevaron a una casa de alrededor del cine y le pegaron una bofetada (1941). Once años después de la inauguración del cine "La Paz" (1936) "Quico" intentó abrir un cine de verano en un solar de la misma calle "La Paz" (actual Bar Jardín). Decimos intentó porque, mientras el técnico de procedencia alemana trasladaba el equipo de sonido de un cine a otro se declaró la Guerra Civil y éste marchó sin decir nada a nadie. Por esta razón este cine no llegó a funcionar y, por tanto, no llegó a tener nombre. Dos años después, en 1938, "Quico" alquiló el cine a "Empresarios Reunidos de Denia" ante la imposibilidad de mantener su funcionamiento sin la ayuda de sus hijos, que estaban en la guerra. Posteriormente, el cine pasó a manos del señor Matías Monfort "El Tío Passetes", quien inició una nueva etapa el 27-01-1940, A LAS 20,30 h. proyectando la película SUSPIROS DE ESPAÑA. En la década de los cinquenta, "El Tio Passetes" hizo sociedad con su competencia en el pueblo, con Paco Feliu, alternando películas en el Cine La Paz y en el Ideal Cinema. A mediados de los cincuenta se pelearon, el Ideal Cinema se cerró y el Cine La Paz continuó abierto y sin competencia. Cuando "El Tio Passetes" murió el 20-11-1975, su hijo y alcalde Julián Monfort Calatayud cogió el testigo, y como no le gustaba el cine, delegó toda la responsabilidad en su encargado principal llamado Paco Carrasco. Este aguantó hasta, con no mucha ilusión, el 2-04-1977 con la proyección de la película NERVIOS ROTOS , pese a que para el día siguiente estaban anunciadas los films "Policía Pyton 357" y "Fríamente...Sin Motivos Personales". Con este cierre se cierra una época de dominio del empresario Matías Monfort y familia, el llamado "Cine del Tío Passetes". Pero, sin embargo , algo se estaba cociendo en el seno de la familia de sus auténticos propietarios, los tres hijos de José Signes Ferrer y nietos de Quico Signes, bajo el nombre de la sociedad SIGFA, SL, acuerdan, tras múltiples reuniones, abrir el cine, pero con una gran reforma que dote al salón de la más moderna equipación, tanto en máquinas, como en butacas y decoración. Incluso se dota de un pequeño bar. Así pues, el 10-04-1978, se inauguró el cine con la proyección del film "LA GUERRA DE PAPA", asistiendo a la inauguración como invitado de honor, el artista valenciano ANTONIO FERRANDIZ. Como encargado del cine llaman de nuevo al ínclito e incombustible Paco Carrasco. Al cabo de un año, los propietarios no acaban de ilusionarse con la idea de explotar un negocio que no entienden y que colisiona con sus trabajos. Los Hermanos Signes tienen su empresa propia y que les absorbe todo su tiempo. Por ello deciden ofrecerle la explotación del cine, en arrendamiento, al joven empresario Juan Bta. Salvá Mulet, quien regentó con gran acierto tanto el Cine La Paz conjuntamente con el Casablanca hasta que el cine dejó de respirar. El Cine la Paz cerró sus puertas el 2003 con la proyección del film MI GRAN BODA GRIEGA. Todavía hoy, en Febrero 2013 continua el cine cerrado, pero intacto por dentro. ¿Qué ocurrirá con esta joya viviente del Cine y que rezuma historia viva reciente de nuestro pueblo?. Esperemos que el futuro le depare un retorno exitoso. ¿Quién sabe...? Esta pequeña historia no habría sido posible sin la colaboración de Felipe Signes Ferrer, Marina Mayor i Signes (nieta de Felipe Signes Ferrer y biznieta de Quico "El Cine") i de Pepe "Tomás". A ellos nuestra enorme gratitud.

Continuación: Durante 2013, 2014 y 2015, los estudiante de 4º. de ESO del Instituto de Gata de Gorgos, con el fin de recabar fondos para el viaje de fin de curso, solicitan a los Hnos. Signes Grimalt la cesión del Cine La Paz para organizar y celebrar, en el mes de Febrero, un Festival Fin de Curso. El éxito es total y los empresarios rememoran viejos tiempos cuando el cine era boyante y se animan a la remodelación del salón con el concreto fin de reinaugurar el cine una vez más. Tras muchos esfuerzos de toda índole, y sin apoyos expresos de las autoridades locales, los trabajos terminan y el cine está dispuesto a recibir a los espectadores cinéfilos. Pero antes se quiere hacer una prueba; por lo que el 4 y 5 de Octubre de 2015 se proyecta el film ST. VINCENT, con  Bill Murray de protagonista principal. Se proyecta el film, sesión el sábado y sesión el domingo. Se coloca el cartelito no quedan billetes y toda la recaudación se dona a Cáritas. 

 Con la alegría del éxito se ultiman los detalles últimos, proyector digital nuevo, sonido nuevo Dolby, pantalla nueva, butacas reformadas, tejado, paredes, aire acondicionado, aseos, bar, etc.etc. y se prepara el cine para la reinauguración oficial para la fecha del 19/12/2015. Para tal evento se eleboran invitaciones que se reparten entre multitud de personas y amigos y, finalmente se fija el sábado 19/12/2015, a las 19h. la proyección soñada con el film LA FAMILIA BÉLIER. Se reptie la sesión a las 21h., y el domingo a las 17h., 19h. y 21 h. 

El 22/01/2016 se proyecta el primer film en lengua inglesa, EVEREST. Durante todo el 2016 se proyectan buenos films, tanto para nativos como para ingleses; pero la respuesta del público no es la deseada, ni la necesaria para subsistir. En febrero de 2017, con la proyección de FRANTZ, el Cine La Paz vuelve a cerrar sus puertas. 

 

Imagen aportada por Anita Mulet Marcos