Más imágenes

El Cine Verano La Rosaleda empezó a funcionar en Pascua de 1951, pero desde 1932 el solar, de 1.234 m2, conocido popularmente como el patio del Gallo, ya funcionaba como espacio lúdico de los dianenses. Su ubicación era perfecta, a las afueras de la ciudad, cerca del puerto y al lado del camino que iba a Les Rotes. Su propietario, Vicente Soler Femenía decidió en 1932 invertir en la construcción de un bar sobre unos 300 m2 de la parcela, dedicando el resto del solar a pista de baile u otras distracciones para su clientela. El proyecto lo desarrolló y ejecutó el aparejador José Morant. Unos pocos años más tarde, venderían el bar y su pista a Antonio Agulló Llopis, el cual, aparte del bar y la pista de baile, se le ocurre la idea de exhibir funciones de cine, al aire libre, poniendo simplemente una gran pantalla de tela. En 1934 se le inventariaron 20 sesiones de cine y variedades. La Rosaleda es el punto de encuentro de los jóvenes de la ciudad y donde se formaron multitud de parejas. En 1950, el empresario de Tabernes de Valldigna, Ángel Gascón Félix, compra el local a Antonio Agulló, quien decide continuar en la misma línea; pero al solicitar permiso a Gobernación Civil, se le fue denegado, pese a las recomendaciones del Alcalde de Denia Antonio Muñoz. Volvió a insistir y mediante la mediación del Sr. Alcalde, finalmente consiguió la autorización deseada para abrir la pista de baile. Un año después, sorpresivamente, Angel Gascón vende el local al empresario de Alcoy Joaquín Calvo Orts, empresario polifacético por haber regentado hoteles, transportes, comercios, incluso un cine en Altea. Formalizada la compra, Joaquín emprende una reformas importantes: valla todo el terreno dedicado a pista de baile con muros de mampostería, coloca una pantalla fija sobre la antigua puerta de entrada y delante de la misma construye un pequeño escenario de obra y en la parte superior del bar construye la cabina de proyección. De tal manera duraría muchos años y siempre conocido como El Rosaleda. Por Pascual de 1951 se inaugura el local de baile, instaura también la costumbre de "los vermuts de la mañana", ofreciendo música y baile en las mañanas de los días festivos. Y la primera función de cine llegaría el 9-06-1951 con la película BRIGADA CRIMINAL. La entrada costaba dos pesetas. Siguieron también espectáculos variados contratando humoristas, como RAMPER, quien contaba chistes boca abajo, obras de teatro, boxeo en las noches de los sábados. También desfilaron por El Rosaleda artistas como Jorge Sepúlveda, La Niña de la puebla, Antonñita Carmona, Carmen Estrella o José Guardiola. Se fomentaba el que surgieran artistas locales de la canción u otras artes. De allí salió a la fama Michel, cantante de Pego. En su pista de baile actuaron las mejores orquestas de la época: SIKKO, GEL-VER, MAMBO, CUBANACAN y ESPAÑA. La entrada para el baile costaba 4 pesetas para los hombres y una peseta, las mujeres. El 4 de Agosto de 1964, La Rosaleda estrena la pantalla en Cinemascope con la película VALS REAL. El precio de taquilla eran de 5 pesetas (un duro). La pista de baile se rediseñó para ser pista de patinaje, de acuerdo con las nuevos tiempos. Todos estos cambios coinciden con la llegada de Joaquín Calvo Vaquer, hijo del propietario, quien se hizo cargo de toda la gestión. El 14-03-1968 fallece D. Joaquín Calvo Orts. Durante las 37 temporadas que estuvo abierto El Rosaleda se proyectaron un total de 4.307 películas. En la década de los 70, la proliferación de discotecas hunden el negocio de pista de baile. Sobrevive el cine; pero el dia 21-09-1988, con la proyección de las películas EL SICILIANO, ANGUSTIA y LA FAMILIA, El Rosaleda cerró sus puertas. Y el 27-05-1989 Joaquín vende el local al italiano Georges Roccarino. Atrás quedaban aquellos días de bullicio y disfrute de todos los dianenses que durante tantos años acudieron en masa al Rosaleda. Quedará para siempre en el recuerdo de todos ellos.

Foto aportada por Miquel Crespo (Denia).Texto del libro: "DENIA, CIUTAT DE CINE".