Más imágenes

En esta importante localidad de más de 23.000 habitantes se construyó este teatro aprovechando parte del convento de Santo Domingo por iniciativa de Bonifacia García Sorroche, viuda de Don Luciano Dengra Gómez, siendo inaugurado el 4 de diciembre de 1930. De esta manera se continuaba con la tradición teatral que existía en esta ciudad tras los pioneros Salón Recreo y Teatro Pósito. El Dengra fue cine y teatro durante más de medio siglo hasta que tuvo que cerrar porque ya no reunía condiciones para ofrecer espectáculos. Hay una anécdota protagonizada por Maribel Verdú, que tras actuar en él dijo que jamás volvería a Baza mientras el teatro estuviera en tan lamentables condiciones. Los herederos lo vendieron al ayuntamiento para hacer uso de él en actos oficiales y actividades culturales de la ciudad. Fue una buena iniciativa, que pudo ser mucho mejor si los gestores municipales hubieran cambiado el proyecto del Salón Ideal para el Dengra, que siempre ha sido el teatro emblemático de la ciudad destacando como uno de los mejores de la región por su estética y sonorización, además poseía el escenario con la caja más amplia de todos los teatros andaluces, según algunos expertos. Su aforo era de 900 butacas. Posiblemente se estuviera en la creencia de que la Junta de Andalucía, una vez rehabilitado el Ideal, también actuaría en el Dengra, algo impensable, si se tiene en cuenta que otras ciudades no tenían un solo espacio escénico. El local ya fue objeto de mejoras durante los años 2006 y 2007 por medio de una escuela taller pero sigue a la espera de una profunda y definitiva rehabilitación para que recobre su pasado esplendoroso. Según la prensa el ayuntamiento ha obtenido un total 10,3 millones de euros de fondos europeos entre ellos de 2,4 para proseguir las obras del teatro.

Imágenes y textos aportados por Severiano Iglesias

Colaborador: