Sala de cine inaugurada en 1961 en la acera mar de la carretera de la Bordeta, entre las calles Farell y Moianès, cerca de la Gran Vía. Su primer propietario fue Joan Vidal y su aforo de 850 butacas.
Dentro de la historia de los cines de Barcelona, esta es una sala muy poco conocida y con escasa o nula presencia en las carteleras que habitualmente se publicaban en los periódicos. Joaquim Romaguera recuerda que era conocido popularmente como el cine de las pipas [1].
En 1973, con Lluís Salsas Blanch como empresario, la sala estrenó una nueva pantalla, una Unus Diplo. Aunque ofrecía programación todos los días de la semana, la sala no pudo sobrevivir a la crisis de los años 1970 's, que afectó a muchos cines de barrio que paulatinamente fueron cerrando sus puertas. El Miami lo hizo en 1976. [2].
La historia de esta sala de cine tiene un epílogo como teatro, condición con la que se reabrió el local en 1978 con el nombre de Nuevo Teatro Olimpia.

 

PD: Fuente de información (con nuestro agradecimiento): http://barcelofilia.blogspot.com/search/label/Cinemes

Colaborador: Paco Moncho