BARCELONA - CINE MANÓN (1928-39), DESPUÉS, CINE MAHÓN (1939-73)

Más imágenes

Inaugurado el 22 de diciembre de 1928 con el nombre de Cine Manón, esta sala de cine estaba situada en un principio en el número 3 de la Riera de Vallcarca, posteriormente reurbanizada como Avenida del Hospital Militar. Ocupaba una larga extensión entre la calle Medas y la Bajada de la Gloria en la acera derecha en dirección a Collserola. Su fachada hacía más de cuarenta metros de longitud y aparte de la entrada principal había otros cinco puertas alineadas (cuatro de salida y una de entrada).

Según ha recogido Roberto Lahuerta [1] el programa múltiple que sirvió para inaugurar la sala estaba integrado por los filmes Siervos, Casanova el galante aventurero, El baile de los Lampistas y un noticiario semanal de actualidad Gaumont.
Los primeros datos oficiales sobre el cine datan de 1935 y nos hablan de un aforo de 975 localidades.

Durante los años de la Segunda República eran habituales las celebraciones de mítines políticos y reuniones de vecinos de la zona del barrio de Vallcarca.
El verdadero artífice de aquel cine fue el empresario Pere Alsina y Castells que supo dinamizarlo y hacerlo extraordinariamente popular no sólo en Vallcarca sino también a otros barrios del entorno.

Pocos meses después de terminada la Guerra Civil el Manón convirtió en Mahón fruto de la nueva reglamentación oficial que obligaba a españolizar los nombres de los locales. La nueva denominación del cine obedecía más a la voluntad de ahorrar, con el cambio de sólo una letra, que a otra cosa.
Era conocido popularmente como el ladrillo por la traducción de su nombre al catalán ladrillo. En su interior eran frecuentes las gamberradas de todo tipo especialmente el destrozo compulsiva de las butacas. Se llegaron a programar varietés y conciertos de piano.
Pere Alsina abandonó la gerencia del local en 1940 y dejó a Francisco Benagues el frente del negocio hasta finales de 1942. Posteriormente el Mahón fue regentado por Francisco Xicota (1942 hasta 1944) y más tarde por un grupo de socios formado por Joaquim Salarich, Miquel Clavellas y los hermanos Juan y Enrique Mateu (1944-1951). Los últimos empresarios fueron Prats y Simón y finalmente Ana Ibáñez Beltrán que decidió clausurar la sala el último día de 1973.

Colaborador: PACOMONCHO