Más imágenes

Uno de los cines más populares y antiguos del barrio de Sants fue el Liceo.Se inauguro en 1914.Y su aspecto era el de la primera foto.En 1956 el primer edificio fue totalmente demolido y se construyó uno nuevo, según un proyecto del arquitecto Antoni de Moragas y Gallisà, que acogía aparte del cine un centro para actividades sociales del barrio. La fachada, toda de vidrio, le daba un aspecto de modernidad en aquella Barcelona gris de finales de los años 50 .los años 1950 .En el vestíbulo destacaba el bar con un mostrador en forma de L que llegaba a los 32 metros de longitud. El edificio acogía también un club de billar. El interior, dividido entre platea y primer piso, tenía un aforo total de 1.300 butacas. Fue básicamente durante toda su existencia un cine de reestreno, con algún intento entre fugaz y frustrado de proyectar películas de estreno.
El local inició su declive definitivo hacia finales de la década de los 1980 's cuando el número de espectadores era mínimo. Primero se limitaron las proyecciones de jueves a domingo y los últimos años en algunas sesiones de noche no se llegaba ni a completar la proyección del filme ante la ausencia total de espectadores. Y así hasta la noche del 2 de julio de 1989, fecha en que el cine cerró definitivamente sus puertas.
Hoy (2018)el espacio está repartido básicamente entre una academia de baile y una gran tienda de electrodomésticos.

Datos obtenidos, y con todo nuestro agradecimiento,  del Facebook: Los cines Clásicos de Barcelona.

Colaborador: Paco Moncho