Más imágenes

El Avenida, sin duda, era el más lujoso de los de estreno. Recuerdo que su vestíbulo de entrada al patio de butacas, era de un lujo refinado en comparación con los de otras salas. El mobiliario que podían utilizar los espectadores mientras esperaban que terminara la sesión que estaba en curso, también se complementaba con el resto del recibidor. De sus paredes, colgaban cuadros con pasquines de películas que ya se habían proyectado o estaban próximas a proyectarse. Su interior también estaba decorado siguiendo el mismo estilo. Como en todos los cines de la época, contaba con localidades de preferente y de general a las que se accedían por una entrada que estaba en la calle Bailén. En esta sala, se proyectó por primera vez en Alicante, una película en 3D rodada en 1952 por el director Arch Oboler que se titulaba "Bwana, devil", y en nuestro país se tituló "Bwana, el diablo de la selva". En estos cines de estreno, cuando sacabas las entradas, te daban un folleto de mano que, coloquialmente llamábamos "programas", anunciando la próxima película que se iba a proyectar. Algunos coleccionaron estos folletos y hoy valen un "dinerito" para los cinéfilos que los buscan.

Colaborador: