Más imágenes

Hemos rescatado recortes de periódicos locales que existieron en esta importante ciudad en los siglos XVIII y XIX relacionados con el pionero Teatro Principal, pequeño local situado en la Plaza de Santo Tomas, 5, del que se conoce actividad teatral en 1880 y que también programó cinematógrafo en 1896, el mismo año que en Valencia y Alicante. Un año después también habría exhibiciones en un barracón ubicado en La Gorieta. En 1899 otra vez en el Principal, en el Salón Rotonda del Círculo Industrial y en el Gran Salón Exprés y en marzo de 1907 en el Cine Palais (Cinematógrafo Ferrusini). Muy cerca del Principal está situado el Teatro Calderón que data de 1902 y un año después abrió el Teatro Circo, así que nada menos que tres teatros en Alcoy para comenzar el siglo XX que rivalizarían por programar arte escénico y zarzuelas, que era lo que se llevaba en la época. En 1910-11 el Teatro Calderón arrendó el local a la empresa del Cine Moderno que además de películas mudas ofrecía números de circo y variedades. En los años 20 cogería fuerza el cine mudo y se llegaría a las fiestas de San Jorge de 1931 pudiendo comprobarse que el Principal ya tenía instalado cine sonoro mientras que el Calderón, de la empresa Cabot, seguía con el cine silente que era lo normal en esas fechas. Hay que considerar que Valencia estrenó el cine sonoro el 5-2-1930, en el Teatro Olympia, por más señas. El Principal continuaría proyectando películas casi sin parar durante las décadas posteriores. En el aspecto teatral se vería eclipsado por su vecino el Calderón que contaba con más recursos. Aún así el Principal tiene el privilegio de representar el tradicional montaje teatral navideño con marionetas llamado `Tirisiti` que se celebra en esta población desde el siglo XIX (entre los años 1870-1880), y antes lo hacía en un local del callejón de Don Simón. También viene acogiendo en primavera la Mostra del Teatro de Alcoi. Al igual que el Calderón este teatro tuvo que ser rehabilitado con ayuda oficial de 900.000 euros tras sufrir un derrumbe en la parte posterior del inmueble. En octubre de 2006, tras dos años cerrado, tuvo lugar su reapertura y ha quedado un local muy coqueto con 285 butacas de aforo entre su patio de butacas y reducido anfiteatro.

Imágenes y texto de Severiano Iglesias