Más imágenes

Para empezar hagamos un poco de historia. En este lugar se hallaba la muralla (Puerta de San Agustín) y el torreón del mismo nombre. Se convirtió en convento en 1585, siendo cedido a los observantes para instalar una universidad de letras. El claustro era cuadrado, cerrado por 20 columnas dóricas y con una fuente en el centro del mismo. En la Guerra de la Independencia fue incendiado por las tropas francesas después de librar una batalla contra éstas por las tropas españolas apostadas en él. Finalmente, fue abandonado por los frailes agustinos siendo utilizado como cuartel. En su claustro se celebró un banquete y baile de gala al ser proclamada la Constitución en abril de 1820. En fecha 1-02-1923, comenzó a ser derruido y diez años después, 19-03-1933, el estado lo cedió al Municipio de Jaén. Se encontraba en el lugar que actualmente ocupa el edificio de Correos hasta la calle posterior.

Como podemos leer en los recortes que ofrecemos del semanario republicano “Renovación”, editado en Jaén (1926-1939), poco antes del verano de 1934, la empresa del “Ideal Cinema” de Úbeda decidió abrir un cine de verano en la capital donde ya funcionaban dos: El Norte y Trianón, para unos 43.000 habitantes. Se fijaron que el solar tapiado que había dejado el Cuartel de San Agustín era un lugar idóneo, así que presto se procedió a instalar la cabina de proyección, taquillas, iluminación, ambigú, servicios, sillas, etc., y la imprescindible pantalla, seguramente de lona, y el viernes noche 29 de junio comenzaron las proyecciones en el denominado “Iris Park”, cine sonoro con películas solventes de uno o dos años de antigüedad, incluso alguna española rodada meses antes como “Dos mujeres y un don Juan”. Invitamos a que vean su atractiva cartelera y las fotos remember. Entonces no había NO-DO aunque desde la restauración de la República, en 1931, ya se editaba el “Noticiario Español“. Según constatamos, el cine se prolongaría hasta el mes de septiembre y, al parecer, no continuó en temporadas siguientes. Es posible que el empresario ubetense alquilara el cine construido en 1935 en la calle Vergara para ponerle el mismo nombre de “Iris Park”. En la guerra civil este sería intervenido y después se titularía Cinema España. Hacía finales de la década, en el lugar donde estuvo el cine de verano se construyó la primera piscina municipal de la ciudad.

Colaborador: Severiano Iglesias Tortosa