CASERES (Tarragona) – CINE MODERNO (Ahora Cinema Centro Vell)

Más imágenes

Una historia insólita al más puro estilo “Cinema Paradiso”. Javier Escarceller, agricultor y cinéfilo empedernido que ya cumplió 100 años, siempre soñó con abrir un cine en su pueblo, Caseres (Tarragona), que en 1950 contaba con 547 habitantes y en 2018 descendió a la mitad. Años antes fue elegido alcalde y lo primero que hizo fue traer la luz al municipio. Después recuperó un viejo centro republicado que había en la calle Mayor y allí comenzó a hacer realidad su sueño con ayuda de los guardias civiles que había en el cuartel, ya que la “Terra Alta” era zona de maquis. Tras superar problemas económicos las puertas del cine se abrieron, por fin, el 1-9-1951 y “Agustina de Aragón” sería la película del debut, completándose la sesión con la norte americana “Pacto Tenebroso”, más tarde llegarían las grandes producciones. Cientos de vecinos tuvieron que llevarse las sillas de casa para encontrar acomodo en la sala y como no había refrigeración pasaron un calor infernal. Posteriormente esta se adecentó al instalarse 120 comodas butacas, pantalla panorámica para películas en CinemaScope y aire acondicionado. Desde entonces el cine ha permanecido abierto y solo cerró tres semanas en Julio de 2007 por la muerte de Miguel Montañés, operador de cabina y gran amigo del empresario, quien cuenta que tuvo más de un enfrentamiento con el cura del pueblo por motivos de censura. El Moderno sería el embrión de un circuito de cines en pueblos aledaños que permitía abaratar los costes de alquiler de películas, El intrépido empresario iba de pueblo a pueblo con una moto y llevaba las bobinas de celuloide detrás. Ahora su sobrino Josep María Peris y su hijo Aleix, que no quieren que Javier vea su cine cerrado, son los nuevos responsables del negocio –que no es tal- decidiendo subirse al carro digital, para lo cual adquirieron la misma máquina que tienen las multisalas que cuesta unos 90.000 €. Para ello están asociados con cines de otras poblaciones de la comarca que aglutinan unos 12.000 habitantes: Gandesa, Horta de Sant Joan, la Pobla de Massaluca, Flix, Ascó, Vandellòs, para cargar con el disco duro los nuevos estrenos en los reproductores. Ahora todo el mundo puede dar la misma película al mismo tiempo. Aunque todo ha cambiado, el espíritu sigue siendo el mismo.

Este cine y otros muchos figuran en el libro “Historia de los Cines Tarraconenses”, del colega Isaac López Sánchez. Él fue quien me presentó al Sr. Escarceller a través de Fecewood.

 

Colaborador: Severiano Iglesias Tortosa