Más imágenes

En una población de 30.000 habitantes fue inaugurado este salón en fecha 12-10-1958, con la proyección de la película alemana “Sinfonía en Oro”; la familia Valenzuela fue su propietaria. Dotado de un aforo notable con escenario y camerinos para representaciones de compañías de teatro y revistas, también de cancioneros famosos. Pero las funciones de cine fueron las que más proliferaron siendo “Los Cañones de Navarone” la película que más permaneció en cartel. A finales de los años 60 la televisión comenzó a restar bastante público a las salas de cine y a partir de 1980 la comercialización del vídeo fue una losa infranqueable. Permaneció bastantes años cerrado y su final fue la piqueta.