INICIO SALAS DE CINE COMPRAR CATÁLOGO GENERAL PROGRAMAS FALSOS MIS ESPECIALES CONTACTO
# - A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z - Todos
ELIGE UN TEMA:

SERIES TARJETAS Y CROMOS

| ver prospectos de SERIES TARJETAS Y CROMOS |

SERIES DE TARJETAS Y CROMOS

Nada más nacer el cinematógrafo, floreció parejo su documento publicitario como arma comercial de las salas de cine. Al principio se imitó, aunque solo fuera por inercia y comodidad, a los mismos programas del teatro, bien sabemos que incluso se realizaban las primeras proyecciones en el intermedio de las obras de teatro. Folletos grandes, llenos de textos y parcos en imágenes. Por otro lado sabemos de la existencia, incluso en el siglo XIX de las tarjetas postales y que tenían un gran predicamento popular.
No es de extrañar pues que hacia 1911 algunas salas iniciaran la impresión de su publicidad basándose en las tarjetas postales. Nace así el programa tarjeta postal con una gran aceptación social y que serviría como base irrefutable de los futuros y definitivos programas de cine. Son las salas de cine las que tuvieron la idea y se pusieron manos a la obra. En ellos se muestra una imagen coloreada, bien de la actriz principal, bien una imagen fotográfica de una escena de la película. También expresan el nombre de la actriz principal como el más sobresaliente, el nombre de la película, el nombre de la sala y la fecha y algún pequeño comentario. Unos años más tarde aparecen como tarjetas fotográficas, con el título de la película en el anverso y en el reverso la publicidad de la sala de cine. Y más tarde en el periodo 1930-1936, las casas Metro, Fox y Paramount principalmente emitieron profusamente este tipo de programa tarjeta postal, con material cartón. A partir de 1936 ya es raro encontrar este tipo de material.

Pero retrocediendo alrededor de 1913, se presentó en sociedad, improvisadamente y gracias a la iniciativa de algunas casas chocolateras y de algunas editoriales, el famoso Ticket Film (Ticket de Cine). Estos tickets que en el anverso mostraban una fotografía del film, en su parte inferior el título de la película y el nº. de la serie se producían en series mayoritariamente de 6, 8 ó 12. Tenían un tamaño de 9 x 7,6 cms. Y en el reverso se relataba el argumento del film. Estos tickets se patentaban, lo que indica una gran fe en el producto por parte de sus creadores. Permanecieron hasta 1915 mayoritariamente, pero su vida, aunque lánguidamente, se alargó hasta 1920. También aproximadamente por 1915 aparecerían con fuerza las series de tarjetas postales y los cromos cinematográficos. Los tikets Films o Fototipias son las primeras verdaderas fototipias que se usaron para tres funciones diferentes, la mas conocida ha sido la de cromo y se reconocen por que en su dorso está escrito el argumento de la película, el segundo como publicidad distribuyéndose en blanco y los comercios o determinados artículos se anunciaban sobreimpresos y cómo no, como programa de cine donde la sala comercial imprimía en el dorso del tiket su publicidad particular. Todos en blanco y negro. Después de 1920 ya no se volvieron a utilizar hasta 1928/29, sobre cartón y en monocolor marrón o azul, también en series de 6 u 8 y algunos dedicaban una de las fototipias solo al título.

Efectivamente, como hemos dicho anteriormente, en 1915 surgen con fuerza las series de tarjetas postales que se caracterizan por ser imitaciones de las conocidas tarjetas postales ajenas al cine. Incluso en el reverso se puede leer Tarjeta Postal y, aunque haya lugar para el argumento del film, título, nombre de la protagonista y número de la serie, también hay espacio libre para escribir texto y para la dirección de un destinatario, por si se quiere utilizar en correos. En el anverso una fotografía de la película. Estas series permanecerán hasta 1919.

Y al mismo tiempo que las series de tarjetas postales, es decir, en 1915 aparecen con extraordinaria impetuosidad, las series de Cromos Cinematográficos , emitidos en su mayoría por casas de chocolates y alguna otra casa comercial. Se caracterizan sobre todo, los que imitan a las tarjetas postales, por que son más pequeñas que estas en tamaño y por que en el reverso lo rellenan todo con el título del film y nombre de la protagonista, el número de serie, el argumento y la publicidad de la casa comercial. También abundan los que en el anverso toman el color sepia, el color verdoso e incluso el blanco y negro. El cromo cinematográfico no solo se utilizó para los films, también se utilizó para proyectar a los ídolos de ellos, es decir, los actores y actrices e, incluso, la forma de vida de ellos, etc. Desaparecieron casi totalmente hacia finales de los años 20.

Esta clasificación de las tarjetas y cromos no pretende ser una clasificación definitiva ni cerrada. Estamos abiertos a su revisión permanente; pero hemos iniciado esta clasificación con el ánimo de poner orden en el mundo de las tarjetas, tickets y cromos para que nos sea a todos de ayuda a la hora de archivar y clasificar.
Cualquier sugerencia u opinión la pueden expresar en el foro en TUS COMENTARIOS. Todos te lo agradeceremos.



Desarrollado por : Txema - 2006 prospectosdecine.com