INICIO SALAS DE CINE COMPRAR CATÁLOGO GENERAL PROGRAMAS FALSOS MIS ESPECIALES CONTACTO
# - A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z - Todos
ELIGE UN TEMA:

SARA MONTIEL

| ver prospectos de SARA MONTIEL |

Sara Montiel, la estrella más rutilante de la cinematografía hispana y una de las más míticas del cine mundial, nació en Campo de Criptana, provincia de Ciudad Real, en tierras de La Mancha, España, el 10 de Marzo de 1928. Sus padres fueron Don Isidoro Abad y Doña Maria Vicenta Fernández. La futura artista fue bautizada con el nombre de Maria Antonia Alejandra Abad Fernández.

Desde muy pequeña Maria Antonia se destacó por su belleza y sus dotes artísticas las cuales impresionaron a Don Vicente Casanova, un influyente publicista que la vió y la oyó cantar durante una procesión de Semana Santa en Orihuela, Alicante. Don Vicente procuró que la joven recibiera un entrenamiento básico en declamación y canto.

En 1943 María Antonia concursó en un certamen de nuevos valores auspiciado por Cifesa, la firma cinematográfica mas importante de España. La joven se llevó el primer premio que consistía en una modesta suma de dinero y un contrato para trabajar en el cine...Un año despues, debutó interpretando un pequeño papel de estudiante adolescente en la cinta "Te Quiero Para Mí" que, a pesar de sus limitaciones, llamó la atención de productores y directores... En esa película apareció en el reparto como "Maria Alejandra" pero para su próximo film, "Empezó en Boda", se decidió por una imagen mas adulta. De repente apareció una espléndida rubia llamada Sara Montiel. (Sara en homenaje a su abuela materna y Montiel por los Campos de Montiel de su pueblo natal. Debido a su extrema juventud se comenzó a llamarla "Sarita", lo cual ha quedado a través del tiempo).

A pesar de las escasas posibilidades que existían en el cine español de aquella época, Sarita consigue imponerse y llega a filmar 14 películas entre 1945 y 1950 incluyendo su primer gran éxito a nivel internacional "Locura de Amor"(1948) donde interpretó el papel de Aldara, una princesa mora. Inmediatamente Sara es reclamada por los productores de varios países y filma en Africa "Aquel Hombre de Tánger"(1950) pero decide establecerse en México donde su Aldara ha llamado poderosamente la atención.

En México, Sara es recibida con todos los honores y se convierte rápidamente en una de las actrices mas populares de esa cinematografía filmando 13 películas entre 1950 y 1954 con los actores mas cotizados del momento. "Furia Roja" con Arturo de Córdova; "Necesito Dinero", "Ahí Viene Martín Corona" y "El Enamorado" las tres con Pedro Infante; "Cárcel de Mujeres" con Miroslava y Katy Jurado, "Piel Canela" con Manolo Fábregas, "¿Por qué Ya No Me Quieres?" con Agustin Lara son algunos de los títulos que consolidaron su fama en México y que han pasado a la historia del llamado "Cine de Oro Mexicano"...

México también seria providencial para la carrera musical de la actriz. Allí tuvo la oportunidad de grabar varias canciones para la banda sonora de sus películas bajo la dirección de maestros tan importanes como Manuel Esperón, Gonzalo Curiel y el mismísimo Agustin Lara quien incluso se la llevó de gira como vocalista de su orquesta. Sin embargo todavía tardaría un tiempo en consolidarse como cantante.

En 1954 llegó la oportunidad dorada de trabajar en Hollywood, Meca del cine mundial, con la película "Veracruz" al lado de Gary Cooper y Burt Lancaster... Su trabajo impresiona y Hollywood le abre sus puertas. La Columbia Pictures le ofrece un contrato de siete años para convertirla en una nueva Rita Hayworth pero ante la sorpresa de todos, Sarita decide no atarse a contratos de largo plazo. Así pues interpreta "Serenade" (1955) para la Warner Bros., donde comparte honores estelares con Mario Lanza, Joan Fontaine y Vincent Price, lo cual resultaria providencial ya que Sarita y el director de "Serenade" Anthony Mann comenzarian un romance que culminó al año siguiente en boda.

Despues de filmar junto a Rod Steiger y Charles Bronson, el controversial oeste "The Run Of The Arrow"(1957), Sarita viajó a España para unas cortas vacaciones y allá le ofrecieron el papel protagónico en un film musical llamado "El Último Cuplé". La estrella aceptó más por amistad con su director Juan de Orduña que por algún interés real en el proyecto y la película se terminó en unas pocas semanas. Aunque al principio se había planeado que Sarita "doblara" las canciones de la película previamente grabadas por una cantante profesional, a falta de presupuesto se decidió que Sara cantase esos temas con su propia voz. Despues, la actriz regresó a Hollywood para continuar su carrera en tierras americanas sin sospechar lo que le tenía deparado el destino...

"El Último Cuplé"(1957) resultó ser el éxito de taquilla mas espectacular de la historia del cine español permaneciendo por mas de un año en los cines de estreno no solo en España sino también en toda Europa y América Latina, convirtiendo a Sara Montiel en un ídolo internacional. Las canciones que Sara cantó en esa película se editaron en disco y se convirtieron en verdaderos éxitos en los "hit parades" radiales de 20 países. El suceso sorprendió y conmovió a toda una industria, a los medios de comunicaciones y naturalmente al público en general, pero la más sorprendida de todos fué la propia Sara.
Ante el éxito de "El Último Cuplé", varios productores europeos asociados le propusieron un contrato multimillonario para rodar en Europa. Al mismo tiempo la casa discográfica Hispavox le extendió un ventajoso contrato para la grabación y edición de sus discos. Ante estas ofertas tan tentadoras, Sarita decidió abandonar Hollywood y establecerse definitivamente en España. Tenía ahora que demostrar que Sara Montiel, actriz, cantante y el único "sex-symbol" en la historia del cine español, no había triunfado tan aparatosamente por simple casualidad.
La confirmación no tardaría en llegar. Su siguiente film, "La Violetera" (1958), superó con creces el éxito popular del anterior. El tema del maestro Padilla que le dió nombre a la película se convertiría en "el tema de Sara" con el cual la identificarían en el mundo entero para siempre... Desde entonces, Sara Montiel combinaría la filmación de peliculas con la grabación de discos y actuaciones personales en los escenarios mas prestigiosos del mundo. Sus siguientes vehículos estelares fueron "Carmen, la de Ronda" (1959), "Mi Último Tango" (1960) y "Pecado de Amor" (1961). Estas películas perfilaron e hicieron definitivas las constantes de un personaje cinematográfico que, sin dejar de ser auténticamente hispano, tenía la misma fuerza de las grandes del cine internacional, desde Greta Garbo, pasando por Marlene Dietrich hasta Elizabeth Taylor. El "mito Sara" había llegado para quedarse.

Le siguieron mas películas taquilleras y mas discos de gran impacto popular: "La Bella Lola" (1962), "La Reina del Chantecler" (1963) y "Noches de Casablanca" (1963) las cuales llevaron su fama a países como la Unión Soviética, Rumania, Grecia, Turquía, Israel y Japón. A nivel personal, en 1963 Sarita se separaró definitivamente de su esposo Anthony Mann y en 1964 contrajo nupcias en Roma con Don Vicente Ramirez-Olalla, un matrimonio que no sobrevivió la luna de miel pero que por haber sido efectuado en la Iglesia Católica tuvo validez hasta su anulación en 1978.

Los triunfos de Sara en cine continuaron: "Samba" (1964), "La Dama de Beirut" (1965), "La Mujer Perdida" (1966), la muy discutida "Tuset Street" (1967), "Esa Mujer" (1968), "Varietés" (1971) y "Cinco Almohadas Para Una Noche" (1974) que ha resultado ser, hasta la fecha, la última intervención de Sara en la pantalla grande. Para entonces habia llegado al cine español la llamada "época del destape" y el interés de La Montiel pasó, poco a poco, del cine al teatro de revistas donde causó tanto revuelo como anteriormente lo había hecho en el celuloide. De esos espectáculos musicales cabe destacar títulos tan "sui generis" como "Sara en Persona" (1970-73), "Saritísima" (1974-75), "Increible Sara" (1977-78), "Super Sara Show" (1979-80), "Doña Sara de La Mancha" (1981-82), "Taxi Vamos Al Victoria" (1983-84), "Nostalgia" (1985-86), "Sara, Siempre Sara" (1987-88).

Aunque durante toda su carrera, Sarita ha actuado en innumerables programas de televisión en todo el mundo, (su debut televisivo fué en La Habana, Cuba en 1958 para el Canal 11 del también legendario Gaspar Pumarejo), la estrella manchega sorprendió a todos con una mini-serie espectacular para Televisión Española titulada "Sara Y Punto" (1989-90) donde interpretó docenas de sus grades éxitos musicales, actuó en "sketches" cómicos y presentó en cada programa invitados sensacionales, desde el operático Luciano Pavarotti hasta Boney M, pasando por Charles Aznavour y Alberto Cortez... Cada episodio de "Sara Y Punto" incluía un capítulo de la vida de Sara con imágenes de archivo nunca antes vistas por la teleaudiencia..

En 1993, durante más de un año, Sara sirvió de anfitriona y figura central del programa "Ven Al Paralelo", también para Televisión Española, que tuvo como marco el Teatro Arnau de Barcelona frente a una audiencia "en vivo". En este programa nuestra estrella deleitó con sus canciones y compartiendo el escenario con una constelación de estrellas internacionales que incluyó a Raphael, Jose Luis Rodríguez "El Puma", Lola Flores, Lucho Gatica, Celia Cruz, Olga Breeskin, "Polo-Polo", Bertín Osborne, Julio Sabala, etc.

Durante toda su larga y espectacular carrera artística, Sara Montiel ha recibido incontables premios y reconocimientos a su labor. Sería imposible mencionar todos los trofeos, medallas y diplomas en este espacio pero baste recordar que Sarita recibió por dos años consecutivos el premio a la mejor actriz por sus intervenciones en "El Último Cuplé" (1957) y "La Violetera" (1958), el equivalente español al Oscar de Hollywood. Otros premios y homenajes que se le han otorgado incluyen el "Ben Gurion" de Israel, la medalla de la "Legión de Honor" de Francia, discos de oro y platino en más de 20 países, el Golden Eagle de Hollywood, el premio ACE de Nueva York y las llaves de las ciudades mas importantes del mundo desde Buenos Aires hasta Tokio. En muchas de esas ciudades se le ha proclamado también como "ciudadana adoptiva" como en el caso de Los Angeles (1972) y Nueva York (1975). En el estado de la Florida solamente, La Montiel tiene reconocimientos similares de tres ciudades: Miami, Hialeah y Tampa. Tampoco podríamos reseñar aquí los continuos homenajes que se le tributan en festivales cinematográficos en todo el mundo pero cabe destacar el Festival de Cine de Otoño en Paris (1984) y los tributos recientes en Moscú y Tokio. Para resumir hay que mencionar dos homenajes entrañables en España: en 1974 se colocó una placa commemorativa en la casa de Campo de Criptana donde nació Sara Montiel. En 1997 la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas la condecoró con la Medalla de Oro.

Paralelamente a su incansable y exitosa actividad artística, la vida privada de Sara Montiel ha sido fuente inagotable para los medios de comunicaciones que reportan cada paso de la leyenda.. Los fracasos de sus matrimonios con Anthony Mann y Vicente Ramírez-Olalla, amores truncados por las circunstancias, la maternidad frustrada y, por un largo tiempo, la tranquilidad y felicidad con su tercer esposo "Pepe" Tous. La culminación de todos sus sueños de mujer con la adopción de sus hijos Thais y Zeus los cuales se convirtieron en el foco central de la vida de Sara y su razón de vida al punto de dosificar su labor profesional en el extranjero para estar cerca de ellos, atender a su educación y verlos crecer... Esta unión de Sara con sus hijos se hizo mas estrecha con el lamentable fallecimiento de Tous en 1992, una pérdida irreparable tanto para la estrella como para los chicos.

Toda esa saga maravillosa que ha sido su vida ha sido relatada por la propia Sara en su libro de "Memorias: Vivir es un placer publicado en diciembre del 2000. El éxito de esta obra confirma una vez mas la eterna popularidad de la estrella. Pero Sara Montiel, la artista y la mujer, continua. Sus presentaciones en teatro o en televisión siguen ampliamente respaldadas por un público fiel para el cual ella sigue y seguirá siendo su "violetera" adorada. Sara ha sabido establecer ese vínculo inquebrantable con el público que solo logran los verdaderos ídolos... Sus adeptos siempre seguirán pendientes del próximo paso de la diva... En el libro ella a re-visitado su legendario pasado y expuesto su muy activo presente... Aunque vive con el recuerdo de "Pepe" siempre presente, Sara dejó ver la posibilidad de reincidir en el matrimonio, primero con el italiano Giancarlo Viola/Del Duca y mas recientemente con Antonio "Tony" Hernandez, un operador de video cubano mucho mas joven que ella... Esta posibilidad se hizo una controversial realidad el 17 de Octubre del 2002 cuando la actriz contrajo nupcias con el joven en una sorpresiva ceremonia civil celebrada en Madrid pero el matrimonio duró poco. El 10 de Julio del 2003 Sara Montiel volvió a sorprender solicitando el divorcio.
La colección de prospectos de cine de Sara no es difícil. Solamente destacaría como difíciles de conseguir:
• DON QUIJOTE DE LA MANCHA-1948, el sencillo de Cifesa.
• LA VIOLETERA-1958, el troquelado en forma de Pay Pay-1
• LA VIOLETERA-1958, el troquelado en forma de Pay Pay-2




Desarrollado por : Txema - 2006 prospectosdecine.com